MODELO DE NEGOCIOS

La Consultora Fuera del Estado del Arte se especializa en resolver los problemas de la técnica que aún no están resueltos.

La empresa debe preguntarse cuáles son sus cuellos de botella, cuáles puede resolver ella misma, para cuales necesita apoyo de empresas consultoras tradicionales y cuáles son aquellos que no están resueltos y que parecen imposibles de resolver dado el estado del arte.

Estos últimos son los problemas que las empresas pueden presentarnos. Seguramente habrá algunos sin solución, pero también habrá otros que resolveremos a satisfacción de nuestros clientes.

Para cada caso se formará un grupo especializado de Inventores/Consultores que visitará la empresa, escuchará a la Gerencia y al equipo técnico y luego se reunirá a trabajar creativamente para resolver el problema de la técnica planteado.

En términos prácticos significa que una empresa plantea un problema que no tiene resuelto y que podrían ser fundamental para su estructura productiva y/o de costos. Suponemos que este problema ya ha planteado a las consultoras tradicionales y que éstas no lo han resuelto precisamente porque las soluciones están fuera del estado del arte.

Un problema de esta naturaleza es exactamente lo que busca resolver esta Consultora fuera del Estado del Arte.

Una vez definido el problema de la técnica a resolver, la Consultora fuera del Estado del Arte, genera un grupo de ingenieros inventores de diversas disciplinas profesionales, el Equipo Consultor, les plantea el problema, y solicita a la empresa una visita para definir exactamente el problema de la técnica en el terreno y con los especialistas de la empresa cliente que lo han detectado y definido, de modo que la solución coincida exactamente con la necesidad de la empresa.

El Equipo Consultor trabaja en libertad en base a sus espertisses y creatividad de las personas que lo conforman. Si encuentran una solución esta será patentada y se le ofrecerá a la empresa la solución encontrada por la vía que más le convenga:

  1. a) de una licencia total o parcial
  2. b) de una venta parcial de la patente o
  3. c) de la venta de la patente propiamente tal.

La empresa podrá entonces decidir cuál es su mejor conveniencia: si prefiere utilizar la solución o quedarse con la patente y dar servicio, o vender licencias a otras compañías que tengan el mismo problema, u otras opciones.

Planteado de esta manera, la empresa no corre ningún riesgo económico puesto que compra y paga sólo en el caso de tener una solución que efectivamente le resuelve el problema, y su único costo (capital de riesgo) ha sido un pequeño adelanto para que el Equipo Consultor vea en terreno y escuche a los profesionales el planteamiento del problema que deben abordar y resolver.

La Corporación de Inventores e Innovación Tecnológica de Chile busca de esta manera contribuir al desarrollo nacional por la vía de generar tecnologías que resuelvan los problemas que las empresas tienen, esto es trabajando bajo demanda, con un riesgo mínimo para las empresas que sólo compran soluciones reales una vez que están resueltas y patentadas.

La corporación tiene 90 socios, la gran mayoría de ellos son ingenieros de las más diversas especialidades, por lo que los campos que pueden cubrir son de una amplitud enorme, particularmente porque los socios si bien tienen una profesión y una o más especialidades, tienen además una gran diversidad de intereses que les permiten la creatividad que los ha convertido en inventores.