Consultorías fuera del Estado del Arte

El Estado del Arte es aquel en el que se encuentra el conocimiento tecnológico en un minuto dado del tiempo. Es decir lo que está dentro del estado del arte es todo aquello que conocemos respecto de la tecnología en un área determinada.

Lo que está fuera del estado del arte entonces es todo aquello que requiere ser investigado, es todo aquello que aún no está resuelto, es todo aquello que aún debemos resolver, esto es aquellos problemas que la técnica aún no ha resuelto.

Las inversiones se definen como una solución a un problema de la técnica. Luego para movernos fuera del estado del arte necesitamos salir de lo ya conocido y resolver los problemas que nos plantiemos la industria, las personas o la misma técnica.

Una consultora fuera del estado del arte es entonces una consultora que se especializa en resolver los problemas de la técnica que aún no están resueltos.

En términos prácticos significa que una empresa plantea un problema que no tiene resuelto y que podría ser tremendamente importante para su estructura productiva o de costos, problema que ya ha planteado a las consultoras tradicionales y que éstas no han resuelto precisamente porque las soluciones están fuera del estado del arte.

Un problema de esta naturaleza es exactamente lo que busca resolver una consultora fuera del estado del arte.

A modo ejemplo: una empresa petrolera requiere limpiar las cañerías de conducción de petróleo que miden 200 kilómetros sin desarmarlas. En este caso el estado de la técnica conocido buscaría una solución por la vía de desarmar las cañerías  a ciertos tramos y utilizar alguno de los sistemas que existen para retirar o raspar las incrustaciones. Nuestra consultora fuera del estado del arte en cambio, generará un grupo de inventores de diversas disciplinas profesionales, les plantearé el problema, solicitará que la empresa permita una visita en el terreno para definir exactamente el problema y luego dejaran en libertad a la creatividad de las personas que forman este grupo. Si encuentran una solución esta será patentada y se le ofrecerá a la empresa la solución encontrada por la vía de una licencia, una venta parcial de la patente o la venta de la patente propiamente tal. La empresa podrá entonces decidir cuál es su mejor conveniencia: si prefiere utilizar la solución o quedarse con la patente y dar servicio, o vender licencias a otras compañías que tengan el mismo problema.

Planteado de esta manera, la empresa no corre ningún riesgo económico puesto que compra y paga sólo en el caso de tener una solución que efectivamente le resuelve el problema, y su único costo (riesgo) ha sido un pequeño adelanto para que el grupo de trabajo vea en terreno y escuche a los profesionales el planteamiento del problema que deben abordar y resolver.

La Corporación de Inventores e Innovación Tecnológica de Chile busca de esta manera contribuir al desarrollo nacional por la vía de generar tecnologías que resuelvan los problemas que las empresas tienen, esto es trabajando bajo demanda, con un riesgo mínimo para las empresas que sólo compran soluciones reales una vez que están resueltas y patentadas.

La corporación tiene 90 socios, la gran mayoría de ellos son Ingenieros de las más diversas especialidades, por lo que los campos que pueden cubrir son de una amplitud enorme, particularmente porque los socios si bien tienen una profesión y una o más especialidades, tienen además una gran diversidad de intereses que les permiten la creatividad que los ha convertido en inventores.

La empresa debe preguntarse cuáles son sus cuellos de botella, cuáles puede resolver ella misma, para cuales necesita apoyo de empresas consultoras tradicionales y cuáles son aquellos que no están resueltos y que parecen imposibles de resolver dado el estado del arte.

Estos últimos son los problemas que las empresas pueden presentarnos. Seguramente habrán algunos sin solución, pero también habrán otros que resolveremos a satisfacción de nuestros clientes.

Para cada caso se formará un grupo especializado de Inventores/Consultores que visitará la empresa, escuchará a la Gerencia y al equipo técnico y luego se reunirá a trabajar creativa mente para resolver el problema de la técnica planteado.

Si es su caso, comuníquese con nosotros.